Nuestra misión e historia

Muchas marcas que se enfocan en periféricos de juegos en la actualidad, suelen componerse de un grupo de gente bien reconocida que no tiene interés en que el mercado de los juegos de video crezca, han gastado unos cuantos millones, lanzado una gran cantidad de productos, son amigos de los distribuidores y pueden ofrecer fácilmente sus productos en los comercios minoristas.

La historia de KLIM es algo diferente, ya que empezamos con un producto único, que buscaba suplir una necesidad específica. Nos hartamos de los ordenadores portátiles con precios de 1000€ o más, que sufrían de problemas de rendimiento o sobrecalentamiento y que se estropeaban antes de tiempo. En ese momento buscamos solucionar dicho problema.

Como teníamos problemas de liquidez, solo producimos 50 unidades de KLIM Cool. Sin embargo, la respuesta de los clientes fue extremadamente positiva y gracias a este primer triunfo pudimos seguir creciendo y expandiendo nuestra línea de productos. Somos una empresa hecha por nuestra cuenta y sin inversión externa. Son nuestros clientes quienes pueden decidir si tendremos éxito o fallaremos y es por esta razón que todos nuestros clientes son tan importantes para nosotros.

A diario utilizamos los periféricos y productos de juego que creamos, en tanto que estos son nuestra pasión y creemos que nuestros clientes podrán experimentarlo al utilizar nuestros productos. Por lo general evitamos invertir en marketing para poder ofrecer los mejores precios.

En el campo de la electrónica una tasa de productos defectuosos de 0% no es posible. Pero esa es nuestra meta. Y cuando algo falla, asumimos la responsabilidad, proporcionando asistencia a nuestros clientes y ofreciendo una compensación justa.

Somos una empresa joven, y por esta razón podemos cometer errores, pero siempre estaremos allí para responder por estos y de esta manera seguir mejorando. De este modo, sabemos que nuestros productos de juego probablemente no van a solucionar el cambio climático o traer la paz mundial, pero al producir productos de calidad a un precio honesto y con un servicio al cliente amable, creemos que estamos dando nuestra pequeña contribución para crear un mundo mejor.